Compartir

Escrito por un lector.

Mándanos tus artículos aquí

 

El objetivo principal del suelo radiante es calentar el suelo utilizando un cable (conductor eléctrico que está situado en el interior). Para funcionar, emplea energía eléctrica, lo que nos ayudará a conseguir calor en un tiempo muy reducido.
Siempre se ha dicho que la mejor manera de calentar nuestro cuerpo empieza por calentar nuestros pies, y el suelo radiante pone a prueba esta creencia.

¿Cómo funciona el suelo radiante?

A nivel interno, la instalación de suelo radiante entraña una completa red de tubos de polietileno polibutileno o reticulado que son instalados debajo del piso, así como de una capa de mortero autonivelante. A través de ese sistema se consigue que el aire caliente sea capaz de circular a una temperatura comprendida entre los 30 y los 45 grados centígrados. Es importante tener claro estas cifras, ya que estamos hablando del sistema de calefacción que usará la temperatura de impulsión del agua más baja.

¿Qué ventajas tiene la instalación del suelo radiante?

Colocar este sistema de calefacción en nuestra vivienda conlleva varias ventajas, además añadir que generalmente este método es compatible con diferentes tipos de suelos que podamos utilizar en la vivienda, como la tarima, los azulejos, etc…

    NO TE PIERDAS

  • Consumo reducido: El hecho de que funciona de manera eléctrica puede llegar a hacernos pensar que el consumo va a ser muy elevado, pero no es así. El hecho de emplear una temperatura de impulsión de agua muy baja (de entre 30-45 grados), ayudará a ahorrar; ten en cuenta que los sistemas tradicionales de radiadores calientan el agua entre los 80-85 grados.
  • Combinación: Se pueden combinar fácilmente con otros sistemas como con calderas de baja temperatura o de condensación, o con energía solar térmica para reducir todavía más el consumo.
  • Eficiencia: Es un sistema de calefacción muy eficiente, ya que calienta desde abajo (que es precisamente dónde se encuentra el aire frío).
  • Confort: No tiene ni problemas de corrientes de aire, ni de sequedad, ni de estratificación, por lo que incentiva el máximo confort de cara al usuario.

Estas son las principales ventajas de apostar por el suelo radiante como tu sistema de calefacción.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

calefaccion suelo caliente suelo-radiante

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here