Compartir

Esta es la secuela de la película Prometeo, ambas dirigidas por Ridley Scott y protagonizadas por Michale Fassbender. En este filme se pretende explicar el origen de Alien.

La segunda película lleva por nombre Covenant por la misma razón que la primera se llamaba Prometeo, o sea por el nombre de la nave en la que viajan. A diferencia de la primera ésta es mucho más veloz, tiene más acción y la participación del protagonista de la trama (Alien) es mayor.

La historia es similar a la anterior, una nave sale en busca de colonizar un nuevo planeta y establecerse en éste, algo sale mal, hay algunas bajas y deciden ir a un planeta más cercano para ver qué pueden encontrar.

En este planeta encuentran una atmósfera similar a la de la tierra lo que provoca que los personajes puedan dejar atrás los trajes y cascos y hacer más agradable el desarrollo de la película. Al poco de haber descendido de la nave y explorar un poco los alrededores encuentran la nave de media luna que apareció en la película anterior, no la nave Prometeo; recordemos que ésta choca en un intento desesperado para evitar un ataque a la tierra.

A medida que transcurre la película vemos como los pasajeros comienzan a enfermarse y alterarse físicamente por una bacteria que está en el ambiente que están explorando. La película se vuelve una lucha por la supervivencia en un ambiente hostil que nadie previó.

NO TE PIERDAS

Si no viste la película de Prometeo no te preocupes, todo lo explican de manera rápida a lo largo de la película y se resuelven todas las dudas que dejó al finalizar.

Aunque la película tiene partes lentas y escenas que no agregan nada a la trama es mucho mejor que Prometeo. Si bien es cierto no es tan buena como “el octavo pasajero” es un buen intento por mantener la saga de Alien con miras a una tercera parte.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta