Compartir

No es ninguna sorpresa que con el paso del tiempo se pierdan algunos oficios o que se desplacen a lugares menos desarrollados en busca de que no se acaben por completo.

Todo se hace a mano

Una de las razones principales por las que se acaban los oficios es por la producción en masa de productos, esto contribuye a que haya una respuesta inmediata de parte de los proveedores o vendedores hacia el mercado.

Dentro de los oficios más afectados están la carpintería, la sastrería, panadería, jardinería y talabartería. Esta última tiene la peculiaridad de que cada vez es más escasa y desconocida por las nuevas generaciones y aquí te diremos en qué consiste y por qué no debe perderse.

La talabartería es trabajar la piel y el cuero y convertirlo en algo mejor, un trabajo artesanal; la mayoría de las veces es para temas relacionados con caballos o equitación.

NO TE PIERDAS

Un talabartero puede hacer y reparar bolsas, carteras, cinturones, sillas para montar, guantes, cascos, botas, etc. Una de las principales fortalezas de este oficio es que todo se hace a mano, desde el corte de la piel, las costuras, la pintura y el armado. Pero otra gran fortaleza es la personalización de los productos, uno puede tener un cinturón con sus iniciales cosidas, con alguna leyenda o del grueso y largo que uno desee.

La talabartería ha desaparecido un poco por las razones que se expusieron algunas líneas antes, pero también porque es un oficio más de lujo que de necesidad. Un talabartero suele especializarse en el rubro de la equitación, ya sea para charros, equipo de salto, jugadores de polo o cualquiera que ande a caballo. Y eso, en pleno año 2017, es un lujo más que una necesidad.

Éste, como muchos oficios, debe permanecer vigente porque le da un mayor valor a los productos que utilizamos, si tomamos como referencia un cinturón podemos decir que agrega personalidad, es más durable, tienes la seguridad de que son buenos materiales, nos acercan un poco con nuestras tradiciones y añaden un toque de lujo.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta