Compartir

¿Qué sucedería si las únicas reglas a seguir en nuestra vida son dictadas por usuarios que se proclaman superiores?

Recuerdo que cuando era niño a mi abuelo le encantaba llevarme a las corridas de toros pero sobre todo a las funciones de lucha libre. La primera por gusto suyo, la segunda por gusto mutuo. Es cierto que la tauromaquia nunca me resultó interesante, incluso hasta el día de hoy se me hace una muy mala manera de invertir mi dinero (ojo: digo “mi dinero” porque tengo amigos aficionados a ello y no por eso voy a menospreciarlos).

No dudo que muchas personas en realidad quieren generar un cambio en sus vidas y en el mundo pero ¿cuál es la razón de ensalzarnos como superiores?

El amor por su caballo y su gusto por los toros eran motivos suficientes para convencerme, para alguien de 6 años resultaban bastante inofensivo ver a un toro frente a un capote (en ese entonces no entendía que el animal, hablando del toro, en el ruedo sufría al morir, por muy obvio que esto resulte). Independientemente de mi nulo gusto creamos una tradición que mantuvimos viva hasta que él supo que nunca fue de mi agrado.

NO TE PIERDAS

Crecí entonces con la idea de que ir a una corrida de toros era una razón para que la gente hiciera algo distinto en sus fines de semana o en mi caso la oportunidad de pasar tiempo con una de las personas más importante de mi vida. Y con la lucha libre era exactamente el mismo caso, el mismo. Pero hablando de un contexto más actual, hoy en día hay una larga lista de situaciones que son censuradas o mal vistas. No importa que digas u opines, todo tiende a ser visto como malo: no comas huevo da colestero; no pensar como yo te hace un estúpido; no te quejas del gobierno: agachado; deja el carro y usa la bici; no compres perros: adopta; ¿Familia “natural”? homofóbico y podemos seguir mencionando ejemplos hasta el fin de los tiempos.

no entendía que el animal, hablando del toro, en el ruedo sufría al morir, por muy obvio que esto resulte

Todos hemos visto en redes a personas que se quejan cada  semana de manera compulsiva, compartiendo información, opinando sobre absolutamente todo, en resumidas cuentas un ser superior que recibió ese poder incontrolable gracias a las redes sociales, pareciera entonces que ahora nos regimos por lo instaurado en Facebook; a veces tengo un miedo enorme de entrar porque lo último que quiero es leer en mi newsfeed algo que me haga sentir culpable­­.

NO TE PIERDAS

No dudo que muchas personas en realidad quieren generar un cambio en sus vidas y en el mundo pero ¿cuál es la razón de ensalzarnos como superiores? Tal vez soy demasiado ingenuo pero creo que todos tenemos maneras de pensar y de ser distintas, no puedes insistirle a los demás que sean como tú y peor aún: no puedes denigrarlos por no pensar como tú.

Sí, yo también estoy de acuerdo con que las corridas de toros son una mala idea pero no por eso tacho a mi abuelo de idiota, digo, si él viviera ya estaría crucificado en redes sociales. Como dije, dejé de asistir a las corridas de toros por mero gusto, porque se me hace algo realmente aburrido pero estoy seguro de que el día que lea en Facebook que los espectáculos de lucha libre deberían cancelarse por que incitan a la violencia y destruyen la mente de los niños no podré dormir tranquilo por miedo a que alguien me recrimine en mi muro esa afición.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta