Compartir

Todos conocemos las restricciones en los aeropuertos: No se permiten líquidos en el avión. Esta restricción aplica para todos los líquidos como shampoo, gel, sodas e incluso agua en cantidades mayores a 100ml, pero, ¿Qué hay de la nieve y las paletas de hielo?

Es por eso que en Munter Magazine lo pusimos a prueba en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Benito Juárez.
Intentamos pasar por separado 2 contenedores de nieve de medio litro y una paleta de hielo (completamente congelados) que acabábamos de comprar ahí mismo en el aeropuerto.

Pasamos por 3 puestos de control separados para tener una mejor referencia.

Nieve 1 🍦: Pasé por el punto de control y deje mi mochila sobre la maquina de rayos X, al pasar el guardia se puso un poco nervioso y le comentó algo a su compañera. Me sacaron de la fila y me pidieron que tomara mis cosas para una revisión más a fondo. Probaron mi mochila para residuos de pólvora y explosivos (lo que se me hizo un poco raro) después de algunos minutos regresa otro oficial y me pide abrir mi mochila. Inmediatamente observa mi contrabando de nieve y me comenta que no puedo meter objetos “pastosos” a la sala, eso me sorprendió pues yo nunca había escuchado de ese estado de la materia. Me dio opción de continuar sin la nieve o salirme de la sala para comérmela, así que me salí a disfrutar de mi nieve.

NO TE PIERDAS

Nieve 2 🍦: Llegue al segundo puesto de control, coloque todos mis artículos metálicos junto a mi mochila y pase por el detector de metales, cuando ya me estaba poniendo mi cinturón en el otro lado, un agente se acerca a mi, detiene mi mochila y me pregunta a donde se dirige mi vuelo. Antes de terminar de responderle se acerca otro agente y me dice que vio un contenedor en mi mochila, el la abre y encuentra mi nieve aun escarchada. El agente me pregunta que si que es y para que lo llevo, yo le comento que es nieve y la llevo por si se me baja el azúcar en el avión, además le hice el comentario que en ningún lugar dice que no puedo subir nieve al avión, el me responde, “la lista puede cambiar en cualquier momento según la necesidad de seguridad”. El agente vuelve a tomar el bote y sin dar mayor comentario se lo muestra a su supervisor, el quien apenas le da una mirada y mueve la cabeza diciendo “no” mientras discute con otro pasajero. El agente me dio la opción de tirar el bote y continuar o comerme la nieve ahí mismo. Obviamente me comí toda la nieve frente a los guardias de seguridad.

Paleta de hielo 🍭: Me acerqué al punto de control para dejar todos mis monedas y objetos sobre la mesa, pasé por el detector de metales sin ningún problema, después avancé a tomar mis objetos, y me doy cuenta que la encargada de la maquina de rayos X se ve algo confundida viendo la pantalla. Me puse un poco nervioso pero como nadie me dijo nada, tomé mis cosas y me fui a mi sala de espera para disfrutar de mi deliciosa paleta de hielo. 😀

1/3 Nieves

Al parecer subir nieve a un avión está prohibido, pero, puede depender de cada uno de los guardias y aeropuertos en donde lo intentes.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here