Compartir

La nueva serie de HBO creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy ya va en su tercer episodio (muy pronto el cuarto) y rápidamente se ha convertido en una de las historias favoritas de los amantes de las series. La trama está basada en la película homónima de 1973 dirigida y escrita por el novelista Michael Crichton, en la que los visitantes de un parque de diversiones futurístico tematizado como el viejo Oeste son asesinados por las atracciones principales del lugar: los androides, específicamente uno llamado The Gunslinger.

NO TE PIERDAS

La serie es, al parecer, una secuela de la cinta original ya que varias veces se han referido a un “accidente” que ocurrió hace 30 años. Primero lo primero, ¿cuál es la trama exacta del programa?

La premisa es casi igual al guion de Crichton: androides con físico y emociones humanas casi en su totalidad viven en un parque temático futurístico en el que entretienen, sin saber, a un sinnúmero de visitantes. Todos quieren pasar un buen rato en compañía de máquinas tan singulares, pero la mayoría considera “pasarla bien” el asaltar, matar y violar a estos seres, especialmente el Hombre de Negro, un misterioso personaje asiduo a este mundo y que busca desentrañar cada secreto del lugar. Dolores, una androide, es la protagonista central de este universo y es también la “huésped” más antigua del parque. Programada para no lastimar a ningún ser vivo y siempre ver la belleza de la vida, está destinada a nunca poder estar con el hombre al que debe amar y a ser víctima de los hombres que matan a su pretendiente, para luego abusar de ella.

El personaje de Evan Rachel Wood fue creado para representar la inocencia y la belleza.

Hasta ahora la trama entera suena trágica y retorcida como Meredith Grey, pero todo comienza a cambiar para bien –al menos para los androides–, ya que los robots empiezan a desafiar su programación y obtienen voluntad propia… es todo lo que les diré para no caer en el spoiler.

Hasta ahora, la serie ha recibido excelentes reseñas gracias a las actuaciones, los giros y las secuencias de acción, sobre todo la escena del primer episodio protagonizada por Rodrigo Santoro al ritmo instrumental de “Paint It Black”. Sin duda, lo que más resalta en el programa es la crítica hacia el libertinaje en el que puede caer la sociedad, olvidándose de ser humanos. ¿Un lugar donde pudieras hacer y ser lo que quisieras, sin restricciones? Un espacio así puede convertirse en un paraíso o un infierno, y es la última opción la que los personajes han elegido. Al igual que Marina Abramović demostró en uno de sus performances, Westworld reafirma que, si le das demasiada libertad a un individuo, éste puede mostrar lo peor de sí, ¿pero es en verdad nuestra naturaleza o el resultado de un enajenamiento crónico?

Ramin Djawadi se encarga de la composición musical de la serie

Por el contrario, los androides parecen ser más puros en algunos aspectos y con más ganas de vivir, en lugar de solo existir para satisfacer deseos hedonistas; Dolores, Teddy y Maeve son algunos ejemplos de esta afirmación, y William aparentemente es el único de los humanos que no ha perdido la empatía ni la sensibilidad. De alguna manera, el mensaje principal de la historia parecer ser el mismo que La Isla nos dio en 2005: nosotros ya estamos demasiado corruptos y necesitamos de la inocencia para salvar la sociedad, ¿cómo lo lograremos? mediante seres que no se hayan visto “infectados” de la violencia, en el caso del filme serían los clones recluidos, y en el caso de la serie serían los androides, también aislados pero cada vez más conscientes de su situación.

NO TE PIERDAS

El programa apenas va por su cuarto episodio, pero ya está creando un fenómeno que va más allá del entretenimiento. Al estilo de Lost, la serie va ganando seguidores, desentrañando algunas verdades y planteando más enigmas. ¿Logrará mantener nuestra atención hasta el final? Todo indica que sí, y si las teorías de la gente son correctas, tendremos Westworld para rato.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta