Compartir

En estas fechas todos hemos estado pendientes de los juegos olímpicos de Río 2016, sin embargo, todo evento deportivo de gran magnitud siempre acarrea consigo controversias, y costos reales, en el caso de Río 2016, en palabras de un manifestante a las afueras del Maracaná, “los Juegos Olímpicos solo ha incrementado la corrupción en Brasil y ha beneficiado a la gente de Élite del país”.

 

Según el Comité Olímpico de Río 2016, para el espectáculo de apertura se gastaron 50 millones de dólares, tres veces menos que el presupuesto de Londres 2012. Cifra que parecería insignificante, pero según el Banco Mundial, el 5.5 % de la población en Brasil, es decir más de 11 millones, vive algún grado de pobreza.

Y es cuando entran en mención las famosas Favelas, barriadas de Río donde se acumula inseguridad y marginación, y que ahora, muchas personas han sido expulsadas de sus hogares, aunque las autoridades nieguen del hecho.

Debido a estos desalojos muchos niños están viviendo en condiciones deplorables: sin acceso a agua, infraestructuras o posibilidad de ir a la escuela”, manifiesta una ONG abocada a derechos infantiles.

 

Hasta la fecha, el costo total de los Juegos se eleva a 39 mil 70 millones de reales (unos 11 mil 100 millones de dólares) y, según la alcaldía de Río, el 43 por ciento de ese monto procede de fondos públicos y el 57 restante de entidades privadas.

NO TE PIERDAS

Esto es alarmante, pues en  una ciudad que cuenta con seis millones y medio de habitantes, donde predomina la desigualdad y la pobreza nos hace pensar que cuál es el verdadero propósito de las olimpiadas, la unidad, el compañerismo, a cual costo, y sobre todo, nos convierte en cómplices de la impunidad e injusticia por el solo hecho de ser espectadores de dichos juegos.

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here