Compartir

homageEl 13 de agosto, el actor Kenny Baker murió después de luchar contra una larga enfermedad. En tan solo unos días habría cumplido 82 años.

La noticia fue dada por su familia en un comunicado, expresando que, a pesar de saber que podía dejarlos pronto, el dolor se sentía igual.

El rostro de Kenny tal vez no era muy conocido, pero sí era familiar entre los fans de Star Wars, quienes lo recuerdan por haber sido el único capaz de entrar en el traje de R2-D2. El actor medía apenas 1,14 metros de altura y era el candidato ideal para interpretar al pequeño droide, que salvó a los Skywalker más de una vez en las dos primeras trilogías de la franquicia. Lamentablemente, no pudo dar vida al droide en The Force Awakens, pero trabajó como consultor en la filmación y conoció a los nuevos actores de la saga, entre ellos Gwendoline Christie.

“Tuvo una vida larga, llena de felicidad y logros” – Abigail Shield

Fans alrededor del mundo han manifestado su pena por perder a un integrante tan querido del elenco original y no solo han mostrado su apoyo a la familia Baker con palabras, también han creado videos rindiéndole homenaje. Por supuesto, los actores que trabajaron con él no se han quedado atrás y han publicado sus condolencias en redes sociales, despidiendo a Kenny entre buenos recuerdos y divertidas fotos.

NO TE PIERDAS

Aunque grabó otras películas, Star Wars es su trabajo más extenso y, por qué no, recordémoslo este día con algunas de sus mejores escenas en las cintas. No importaba que su personaje no hablara como tal, tiene algunos de los momentos más memorables y conquistó el cariño del público.

“Amaba su optimismo y determinación. Era el droide que necesitaba” – Mark Hamill

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta