Compartir

Un experimento de diez años realizado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 13 países demostró que los usuarios más activos de teléfonos móviles son un 50% más propensos a sufrir un tipo de cáncer llamado carcinoma. Sin embargo esto no está comprobado al 100%

NO TE PIERDAS

Incluso hay científicos que aseguran que la radiación de los dispositivos móviles crea el efecto del horno microondas, seguido de la causa de muerte y necrosis del tejido cerebral, así como el deterioro de actividad cerebral, a causa del aumento de la temperatura en la corteza cerebral. Pero tampoco está comprobado científicamente.

Es por eso que hemos hecho una lista de los mitos que se saben acerca de este tema

Radiofrecuencia son campos electromagnéticos similares a las radiaciones de los rayos X

El uso frecuente del celular causa cáncer

Realidad: El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó (junio 2011) los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos celulares como “posiblemente cancerígenos para los seres humanos”. No obstante, más tarde otro informe en Dinamarca reveló (octubre 2011) no haber hallado ningún indicio de peligro luego de un extenso estudio que se desarrolló tomando en cuenta los resultados arrojados tras analizar a más de 350 mil usuarios. A pesar de ello, la OMS ha mantenido la alerta y ha informado que continuará estudiando el tema. En suma, puede hablarse de probabilidad, no de certeza.

El celular causa cáncer porque sus campos electromagnéticos dañan los tejidos

Realidad: Los teléfonos móviles se comunican entre sí emitiendo señales de radio a través de red de antenas fijas (conocidas como “estaciones base”). Estas ondas de radiofrecuencia son campos electromagnéticos similares a las radiaciones de los rayos X, por ejemplo, pero a diferencia de éstos, no representan peligro potencial para el ser humano.

NO TE PIERDAS

Se sabe que la principal consecuencia de la interacción entre la emisión radioeléctrica y el cuerpo humano es el calentamiento de los tejidos. En el caso de las frecuencias utilizadas por celulares, la mayor parte de la energía es absorbida por la piel y otros tejidos superficiales, de modo que el aumento de temperatura al interior del cráneo o en los órganos es insignificante, y no puede considerarse factor de riesgo para desarrollar cáncer en el cerebro. (Es más peligroso dormir con almohadas de plumas!!)

El celular causa cáncer porque las personas siempre están expuestas a altos niveles de ondas de radiofrecuencia

Realidad: Un teléfono celular sólo transmite energía cuando está encendido, además, la exposición del usuario a las radiofrecuencias desciende rápidamente al aumentar la distancia con este aparato. Esto significa que quien maneja el dispositivo a 30 ó 40 cm de su cuerpo (por ejemplo, al escribir mensajes de texto, navegar por internet o cuando lo utiliza en la modalidad “manos libres”) está mucho menos expuesto a campos de radiofrecuencia que aquellos que realizan llamadas de manera tradicional.

Mantenerlo lejos mientras duermes

Asimismo, el empleo del teléfono en zonas donde existe buena recepción también conlleva disminución del nivel de exposición, ya que de ese modo el aparato transmite con menor potencia.

Es imposible reducir la exposición a la energía del celular

Realidad: Además de utilizar dispositivos “manos libres”, un usuario puede reducir la exposición a la energía del celular si disminuye la cantidad de llamadas y su duración.

En conclusión, nosotros te recomendamos que no hagas llamadas de más de tres minutos, y mejor aún si se utilizan auriculares o “handsfree” (manos libres). También te aconsejamos desconectar el dispositivo durante la noche o por lo menos mantenerlo lejos mientras duermes.

Muchas gracias a nuestros amigos de TwinHedge. Síguelos también en Twitter y en Facebook 

 

NO OLVIDES COMPARTIR LA NOTA Y SEGUIRNOS EN   FACEBOOK Y TWITTER! 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here