Compartir

🎤 Taylor Swift es actualmente una de las más grandes artistas en el mundo, lo que le da la oportunidad de hacer básicamente lo que le venga en gana, por ello, retiró en noviembre de 2014 sus álbumes de Spotify, argumentando que la compañía Sueca no pagaba lo suficiente a los artistas y que para ella la música se debe consumir en álbum completo. A si mismo le negó los derechos de su disco 1989 a Apple Music , el sucesor de Beats Music que muy pronto estará disponible.

La disquera de Swift, Big Machine ha confirmado que no hay planes de vender su álbum en ningún servicio de streaming, y con justa razón, ya que es uno de los pocos discos actuales  que ha tenido ventas récord en formato físico.El servicio sucesor de Beats Music , Apple Music aseguró los derechos para todos los discos anteriores de Swift, menos el  vendedor de más de 5 millones de copias:  1989.

tay

Taylor Swift tiene “Bad Blood” con los servicios de streaming musical, ya que considera que estos demeritan el valor de su arte al ofrecer su música ya sea gratis o a precios mínimos.

La novia de Calvin Harrris escribió en julio del 2014: “la piratería, el compartir archivos y la reproducción en línea han reducido la cantidad de ventas de álbumes drásticamente (…) la música es arte, y el arte es importante y raro. Las cosas importantes y raras son valiosas. Debería pagarse por las cosas valiosas. En mi opinión, la música no debería ser gratuita”.

Esperamos que Taylor reanude pronto su “Love Story” con estos servicios, para que sus fans puedan acceder a este disco más facilmente.

Actualización: aparentemente Apple está pidiendo a varios artistas a ofrecer su música gratis en la plataforma de Apple, a lo que Taylor Swift respondió con una carta expresando lo enojada que se encuentra “yo nunca he visto que Apple regale iPhones, por qué debería de regalarle mi música” 

🎵🎵

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here