Compartir

Pocas veces nos enteramos de la última canción en el disco de un artista. Es raro que estos temas se conviertan en sencillos y en este mundo contemporáneo donde cada vez menos gente compra música (ya sea digital o físico), estas canciones parecen a veces sólo un título de relleno para algunas personas.

Pero ¿Realmente es importante esta canción? Tal vez exista gente que las disfruta o que simplemente les sirva para saber que el disco está por terminar. Aunque muchos artistas se esfuercen por hacer un cierre fuerte que te haga volver a querer escuchar todo el disco otra vez, ciertamente hay otros tantos que dejan la peor para el final y ésta se convierte en un relleno que te deja con mal sabor de boca.

Sea buena o mala, es típico que sea una canción extremista. Con esto nos referimos a que puede tratarse de una canción muy lenta, tranquila, reflexiva, densa o muy larga, o por lo contrario, de una canción rápida, agresiva, intensa o muy corta. (Lo anterior en relación al tipo de música y estilo propio de cada artista)

   

Final Lento.                                                                                             Final Rápido

Hay artistas que cambian de estrategia durante cada disco, como Sum 41, My Chemical Romance o Alkaline Trio. La mayoría (según mi experiencia y toda la música que tengo a la mano (58Gb)) prefieren terminar con la canción lenta; Green Day, Bjôrk, Taking Back Sunday, Switchfoot, H.I.M., Blink-182 y Fobia, son algunos ejemplos.

Otra táctica es la de combinar ambos extremos, creando una canción que comience rápido y termine muy lento, o viceversa. Esto no quiere decir que el resultado sea bueno, pero a veces puede darse una excelente canción bastante épica y significativa.

Todos tendrán sus opiniones acerca de la última canción, sea que la consideren de importancia o no, y todas esas opiniones son muy válidas. Personalmente considero que la última canción del disco es la más importante, sea en el estilo y tiempo que esté escrita. Esa canción es la que puede condensar todo el trabajo del artista en un disco o en su defecto, intentar algo diferente y quedarnos con una incómoda impresión de todo el material. Ese tema puede ser tan importante como el primero, el que te engancha, y si durante el resto del disco el artista te deja ir, tiene una última oportunidad para lograr traerte de regreso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here